66 MILLONES DE RAZONES PARA VOTAR

José López Zamorano | La Red Hispana 
Photo Credit: Red Hispana

Más de 66 millones de votantes ya habían emitido su voto al momento de escribir esta columna, a una semana de las elecciones del 3 de noviembre. Esto equivale a casi 20 millones de votos más de los que fueron emitidos anticipadamente durante las elecciones del 2016.

Si el objetivo fuera simplemente romper récords, la meta ha sido alcanzada. En 2016 se depositaron antes y durante la jornada electoral alrededor de 138 millones de boletas electorales en todo el país. Los votos anticipados estarían alcanzando así casi la mitad de ese total y aún no es el día de las elecciones

Aunque llevo muchos años viviendo en este país y he cubierto como periodista todos los ciclos electorales desde la era Clinton, jamás había sido testigo de una percepción tan generalizada de que, en el proceso electoral 2020, hay mucho más en juego que el futuro político inmediato de los Estados Unidos.

Cada una de las 66 millones de personas que ya enviaron su voto por correo o desafiaron las largas filas para votar en persona, lo hizo por sus candidatos o sus causas favoritas: la salud, la economía, la justicia racial, la reforma migratoria o la lucha contra el cambio climático.

Pero quizás haya una razón superior que trascienda las tendencias políticas, filiaciones religiosas, situación económica u origen racial o étnico: que, en medio de la mayor crisis de salud pública de nuestras vidas, es sencillamente inmoral ser un simple espectador.

Pero el nivel sin precedentes de entusiasmo viene acompañado este año de un sentimiento mixto de ansiedad indignación, especialmente entre las minorías de color, por la percepción de los intentos deliberados de supresión del voto.

La Unión Nacional de Libertades Civiles (ACLU) anunció que logró desactivar 26 esfuerzos legales para suprimir o marginar el voto de las minorías en 20 estados y Puerto Rico. En algunos estados se buscó eliminar o limitar el voto universal por correo, en otros hubo intentos de hacer purgas del padrón electoral o de reducir el número de urnas a su mínima expresión.

Sin embargo, los intentos flagrantes de suprimir el voto parecen, hasta el momento, estar siendo contraproducentes: muchos votantes de color respondieron a la posibilidad de hostigamiento o intimidación en las urnas el 3 de noviembre, votando temprano o por correo. De allí las cifras históricas de participación del voto anticipado.

Con 32 millones de latinas y latinos elegibles para votar durante el actual ciclo electoral, no sabemos con precisión cuántos lo han hecho o cuántos planean hacerlo, aunque se ha registrado un aumento notable de la participación de latinas y jóvenes.

La expectativa es que la gran noticia del 4 de noviembre sea una participación record de nuestra comunidad, porque como me lo dijo un veterano activista político: el gigante está despierto y está molesto.

Para más información visita www.laredhispana.com

Categories
FeaturedOpinion

RELATED BY

  • Q&A: The New Incantation of Hocus Pocus 2 With Belissa Escobedo

    Arturo Hilario El Observador Actress Belissa Escobedo grew up watching the original Hocus Pocus every Halloween, just like many children have since the now iconic Halloween classic premiered on...
  • Climate Injustices

    Hurricanes Fiona and Ian left much more than a death toll and destruction in Puerto Rico and Florida. They laid bare what is becoming increasingly obvious: climate events disproportionately...
  • Injusticias Climáticas

    Los huracanes Fiona e Ian dejaron mucho más que un saldo de muertos y destrucción en Puerto Rico y Florida. Dejaron al descubierto lo que resulta cada vez más...
  • The Food for the Faithful

    Arturo Hilario El Observador Some of the cornerstones of attending a football game, besides the game itself, include taking in the atmosphere, the thousands of fellow fans, the merchandise,...

0