LA HERENCIA PERVERSA DE TRUMP

José López Zamorano | La Red Hispana 
Photo Credit: La Red Hispana

Donald Trump no sólo le dejó a Joe Biden las secuelas de su estrategia política racista y xenofóbica que se traducido en un incremento de los grupos supremacistas y en los crímenes de odio contra las minorías más vulnerables. También le heredó los Protocolos de Protección del Migrante, mejor conocidos como la política Quédate en México, que obligaron a más de 70,000 solicitantes de asilo, la mayoría centroamericanos, a esperar su turno en territorio mexicano.

A pesar de que el presidente Biden decidió correctamente eliminar esos protocolos, un juez de Texas determinó revivirlos y forzó al gobierno federal renegociarlos con el gobierno mexicano.

Hace unos días, la administración de Biden emitió un nuevo memorando que entrará en vigor una vez que se levante la orden judicial y que dejará por terminados los protocolos, qué pasarán a la historia como uno de los casos más vergonzosos de incumplimiento de Estados Unidos con sus obligaciones en materia de asilo.

Apropiadamente, en un memorando oficial, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, aseguró que Quédate en México estuvo plagado de fallas endémicas, injustificables costos humanos e ignoró las raíces que provocan la migración irregular en los Estados Unidos. “Reconozco que el MPP probablemente contribuyó a reducir los flujos migratorios. Pero lo hizo imponiendo costos humanos sustanciales e injustificables a las personas que estuvieron expuestas al daño mientras esperaban en México”, escribió.

El Memorando del DHS reconoció que, durante la investigación de los efectos del programa, surgió evidencia significativa de que los solicitantes de asilo fueron sujetos a “violencia extrema” e inseguridad de manos de organizaciones criminales transnacionales que lucraron explotando las vulnerabilidades de los migrantes.

Organizaciones de defensa de los derechos de migrantes y abogados que trabajan en la frontera documentaron por su parte que un porcentaje de solicitantes de asilo se vieron obligados a regresar a sus países de origen, luego de pasar períodos hasta más de un año de espera en México, en condiciones humanitarias adversas, en medio de la pandemia, viviendo hacinados y sin acceso en muchos casos a mínimos de bienestar.

Por si fuera poco, un estudio realizado en 2019 por la organización Human Rights First documentó que el programa, que forzó a esperar en México a solicitantes de asilo de países como Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Venezuela, se convirtió en una “catástrofe humanitaria” pues resultó en casos de golpizas, secuestros y violaciones sexuales.

Aunque los MPP mantendrán por el momento hasta que se levante la orden del juez texano, la administración de Biden tiene una oportunidad de establecer una política de asilo ejemplar, que reconozca sus obligaciones bajo la ley estadounidense y bajo el derecho internacional, y que ofrezca a los legítimos solicitantes pleno respeto del debido proceso, y el trato humanitario y digno que se merecen.

Para más información visita www.laredhispana.com.

Categories
FeaturedOpinion

RELATED BY

  • NATTI NATASHA IS WELCOMING YOU INTO HER LIFE

    Arturo Hilario El Observador Natalia Alexandra Gutiérrez Batista is someone you may not be familiar with, but if you’ve happened to hear about musician Natti Natasha, they’re one in...
  • THE THREE AMIGOS

    There is good reason to declare satisfactory progress at the ninth summit of North American leaders that met last week in Washington between Presidents Joe Biden, Andrés Manuel López...
  • LOS TRES AMIGOS

    Hay buenas razones para declarar un buen avance la novena cumbre de líderes de América del Norte que reunió la semana pasada en Washington los presidentes Joe Biden, Andrés...
  • Rethinking Thanksgiving at 400 Years: A Native Perspective

    ALCATRAZ ISLAND, Calif. — Some 400 years ago in 1621, the settlers and Native tribes ate together at the first Thanksgiving meal. But many tribes see this seminal date...

0