Todos tenemos derechos

Opinion
Photo Courtesy: Immigration-Themed Valentine's Day Heart Erected in Times Square
© Justin Bettman for @TSqArts
Photo Courtesy: Immigration-Themed Valentine's Day Heart Erected in Times Square © Justin Bettman for @TSqArts

Pat Malone

Para La Red Hispana

Las inéditas órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump han generado un gran temor entre la comunidad de inmigrantes por la posibilidad de que sean discriminatorias, y detonado la alarma entre procuradores y alcaldes por la posibilidad de que algunas sean inconstitucionales.

Aunque el presidente Trump hizo anuncios que afectan tanto a los inmigrantes, a los refugiados y solicitantes de asilo y la forma en que se aplican las leyes migratorias, es importante sin embargo tener en claro que el presidente está limitado por las leyes existentes, el Congreso, las cortes y los derechos constitucionales de las personas indocumentadas.

Como abogada con más de 15 años de experiencia en asuntos migratorios, representando inmigrantes o reclutando litigantes pro bono, conozco en primera persona el profundo impacto que muchos cambios en la aplicación de las leyes migratorias tienen sobre la vida de personas de carne y hueso.

Durante mi trabajo para la Red de Defensores de Inmigración (“IAN”, por sus siglas en inglés) y otros programas en Texas y Washington, DC, he aprendido a apreciar aún más el carácter de los inmigrantes, su fe inquebrantable en un futuro mejor, sus historias inspiradoras de sacrificio y cómo todo eso refuerza con valores positivos el tejido social de los Estados Unidos. 

Por eso me preocupa que las primeras órdenes ejecutivas de la administración Trump apunten en la dirección de una aplicación de la ley más agresiva que afectará no sólo la vida diaria, sino la dignidad de un mayor número de personas, muchas veces las más vulnerables entre nosotros.

Me alienta saber que muchas ciudades, estados, inmigrantes y defensores lucharán para resistir la mayor vigilancia. También están demandando que el gobierno ayude a los refugiados, residentes permanentes, y otros atrapados fuera de los Estados Unidos.

La gran interrogante para muchos inmigrantes es cómo protegerse y minimizar el riesgo de una detención o deportación. Lo más importante es conocer nuestros derechos y opciones. Saber si calificamos para alivio migratorio y estar preparado en caso de que ocurra una detención o un arresto. 

Es importante saber que los inmigrantes no están solos. La Red de Defensores de Inmigrantes desarrolló una herramienta única en su tipo que permite a todo inmigrante saber en 20 minutos o menos si califica para alivio migratorio, conecta con más de 1,000 organizaciones de ayuda legal gratuita o de bajo costo y detalla toda la información más relevante y práctica en immi.org o laredhispana.org.

La información es la mejor arma contra la discriminación. Más allá del sentimiento de ansiedad que generan estas órdenes ejecutivas, nunca debemos perder de vista que todos tenemos derechos, pero tenemos que conocerlos para poder ejercerlos. 

Para más información visita www.laredhispana.org.

Pat Malone es la directora asociada de la Red de Defensores de Inmigrantes (IAN) y es abogada especialista en leyes de inmigracion sin fines de lucro por más de 15 años.

Categories
FeaturedOpinion

RELATED BY