La devoción a Santa Elena

Vibras
Wkiipedia.org. Photo Credit: Francesco
Morandini
Wkiipedia.org. Photo Credit: Francesco Morandini

Mario Jiménez Castillo

El Observador

Una Santa muy venerada dentro de la comunidad católica mundial, su fecha de celebración es el día 18 de agosto. Según la leyenda y los historiadores, ella tuvo mucho influencia dentro del imperio romano y algunos historiadores afirman que cuando su hijo Constantino editó la Biblia y el Nuevo Testamento como los conocemos hoy en día, fue su madre Santa Elena quien colaboró con él en esta misión tan importante e histórica. Varios libros del viejo y nuevo testamento fueron extraídos, uno de ellos el de Santo Tomás Apóstol, quién afirmó en sus escritos que Jesucristo también tenía una vida sentimental, una esposa y que fue padre de una niña. Para las iglesias católicas y cristianas en general esto es una blasfemia, pero vivimos en un mundo lleno de hipocresía religiosa, donde sacerdotes abusan sexualmente a menores de edad, pastores roban y se enriquecen ilícitamente y nadie dice nada, preferimos guardar silencio.

¡Que Dios nos perdone!

Santa Elena nació en una posada en Bitinia, de la cual su padre era el dueño. A muy joven edad se desposó con un general romano, llamado Constancio. Del matrimonio nació un hijo llamado Constantino. Cuando Constancio llegó a convertirse en el sucesor del imperio, abandonó a Santa Elena y se casó con la hijastra del emperador. El hijo de ambos, Constantino, ganó una serie de importantes batallas que le convirtieron en emperador y nombró a su madre reina e hizo que su rostro fuera grabado en las monedas del imperio.

Constantino se convirtió al cristianismo e hizo que su madre también se convirtiera. En pleno sexenio de su vida, Santa Elena se volvió cristiana y repartió entre los más necesitados, muchas de las riquezas del imperio romano.

Según cuenta la tradición oral, Santa Elena viajó a Palestina y se dice que encontró vestigios de lo que fue la cruz de Jesucristo, la que aún conservaba tres clavos. Con la cruz curó a varias personas de enfermedades incurables como la lepra. Años después, Santa Elena hizo que se construyera una iglesia en el sitio en donde encontró la cruz.

Peticiones: se le pide por la salud de otras personas. Es la patrona de los divorciados y miles de ellos han sido testigos de milagros de amor. Muchos fieles que se han separado de sus parejas o han perdido el amor de las mismas, le piden a la Santa con mucho fervor y son millares de testimonios que dan fe de los milagros que han sido obtenidos a través de la fe en las oraciones e invocaciones a Santa Elena.

Oración a Santa Elena

Santa Elena, excelsa reina, que fuiste al calvario

y tres clavos trajiste. El primero lo tiraste al mar,

el segundo lo consagraste y el tercero, yo te lo pido,

para que por medio de él, mis súplicas sean escuchadas,

mis lamentos atendidos y mis necesidades satisfechas.

Que venga la dicha y nadie la detenga. Que venga la paz

y nadie la detenga y que venga el amor de la persona

que me convenga. Todo te lo pido en honor y gloria

al Redentor, nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Categories
FeaturedVibras

RELATED BY