¿La escuela de su hijo está promoviendo hábitos saludables o comida chatarra?

Health
Photo Credit: adrian_ilie825 / stock.Adobe.com

StatePoint

Los cupones de comida rápida utilizados como premios, las ventas de dulces para recaudar fondos, los exteriores de las máquinas expendedoras, éstos son sólo algunos ejemplos de los tipos de comercialización de comida chatarra que ocurren regularmente en las escuelas de los EE.UU., y este tipo de publicidad está perjudicando la salud de los niños, dicen los expertos.

“Afortunadamente, se han hecho importantes progresos en toda la nación para proporcionar comidas y aperitivos nutritivos en cafeterías, máquinas expendedoras y tiendas de las escuelas. Sin embargo, la comercialización continua de comida chatarra en la escuela puede socavar estos avances. Con el tiempo, esos mensajes que se comercializan dan forma a las preferencias de alimentación de los niños, las peticiones de compra, dietas y salud en general”, dice la doctora Cheryl Anderson, Jefa de Nutrición de la American Heart Association, la organización de salud voluntaria líder a nivel mundial, dedicada a combatir las enfermedades cardiovasculares.

Para ayudar a que las escuelas en su comunidad sean un lugar donde los niños pueden prosperar, tenga en cuenta estas sugerencias de Voices for Healthy Kids, un proyecto de la American Heart Association, que promueve una vida sana en los niños.

• Recaudación de fondos más saludable: ¿Está su escuela acogiendo una actividad para recaudar fondos? Participe y ayude a organizar esfuerzos de recaudación de fondos que no impliquen la venta de comida chatarra. En cambio, oriéntense a la venta de frutas, plantas, joyería o artículos de regalo. Incluso podría ayudar a organizar una actividad como un maratón de caminata o de baile que recaude dinero al mismo tiempo que hace que la comunidad se mueva.

• Aprendizaje de habilidades para la vida: Algunas escuelas tienen unidades de aula dedicadas a la nutrición y el pensamiento crítico. Hable con la administración de su escuela sobre la implementación de una programación educativa destinada a ayudar a los estudiantes a que identifiquen la comercialización de comida chatarra en su propia escuela y comunidad, y comenten cómo les afecta.

• Auditoría de publicidad: A pesar de su predominancia, la publicidad comercial no suele ser una fuente importante de ingresos para las escuelas. Noventa por ciento de los directivos de las escuelas señalan que los programas y actividades de la escuela no se reducirían si se interrumpieran los anuncios de alimentos poco saludables, según Voices for Healthy Kids. Descubra si la comercialización de comida chatarra que se lleva a cabo en su distrito escolar contribuye directamente a la programación educativa. En tal caso, pida que en su lugar se comercialicen productos de alimentos y bebidas más saludables.

• Hágase oír: Participe llamando a miembros de la junta de la escuela y a los administradores escolares, o bien organizando a otros miembros de su comunidad. Se pueden encontrar consejos, recursos e información para empezar en voicesforhealthykids.org.

“A menudo, las empresas que venden comida chatarra gastan millones de dólares en mercadotecnia dirigida a los niños porque funciona. Los niños son propensos a pedir las cosas que se publicitan para ellos”, dice la Dra. Anderson. “Sea un defensor de entornos escolares que ayuden a que la siguiente generación lleve vidas saludables”.

Categories
Health

RELATED BY