Insomnio, causas, efectos y cómo combatirlo

Vibras
Photo Credit: Pixabay

Mario Jiménez Castillo

El Observador

El insomnio se describe como uno de los padecimientos más comunes alrededor del mundo. En Estados Unidos, solamente, se cree que más de 40 millones de personas lo padecen.  Cada persona tiene su propio horario para dormir debido a su estilo de vida, edad y necesidades biológicas. Las horas normales de sueño se han establecido entre seis, siete, ocho y hasta diez horas diarias. Si no duerme las horas necesarias habituales, es probable que esté padeciendo de insomnio.  Los indicios más frecuentes del insomnio se presentan:

Cuando le es difícil dormirse y conciliar el sueño y no lo consigue hasta pasada la media noche.

Si se despierta a mitad de la noche y le cuesta volver a dormirse.

Al despertar se siente cansado, advierte ojeras y presenta mal humor.

En ocasiones despierta muy temprano o en la madrugada.

El insomnio puede dividirse en tres tipos o etapas.

La primera se reconoce como Insomnio transitorio, sus síntomas aparecen durante un par de semanas, lo máximo un mes. En muchas ocasiones este tipo de insomnio es el resultante del efecto jet-lag, debido a un largo viaje. Otra posible causa suele ser haber dormido en uno o varios lugares por un período de más de tres días.

Los médicos pueden verificar prontamente la causa del insomnio transitorio y en la gran mayoría de los casos no es necesario ningún tipo de tratamiento con fármacos.

El denominado Insomnio intermitente es aquel desorden del sueño que puede aparecer de manera casual, provocado mayormente por problemas, angustias, dilemas y situaciones de la vida cotidiana. Cuando se presenta un problema en el trabajo, con los hijos, con la pareja o con el tema de preocupación de moda “la situación económica”. Cuando llega la tan ansiada solución el insomnio transitorio llega a su final.

El Insomnio Crónico es reconocido por afectar a la persona durante dos meses consecutivos o más, este tipo de insomnio debe ser tratado por un médico y en ocasiones también demanda apoyo psicológico e inclusive psiquiátrico. Una gran cantidad de personas padecen de este mal y creen resolverlo al ingerir somníferos; éstos no acaban con el padecimiento, únicamente le disfrazan, volviéndose este desorden cada vez más incisivo y peligroso para la buena salud mental

Generalmente el insomnio suele ser provocado por alteraciones físicas como los dolores causados por la gota y la artritis, migrañas constantes, padecimientos de las vías respiratorias, resequedad de las mucosas corporales, afecciones neurológicas, disfunción sexual, problema con la tiroides y marcadas irritaciones de la piel, entre otras posibles razones.

Entre las causas de tipo mental, el insomnio puede ser el resultado de una fuerte depresión,  ataques de ansiedad, angustia y enfermedades neurológicas. Si el insomnio no se trata a tiempo, éste puede derivar en un padecimiento mental que requerirá atención psiquiátrica.

Existen causas externas cuya reacción puede ser causal de insomnio, como por ejemplo:

Las muy altas o bajas temperaturas, los ruidos, la presencia de luz y los movimientos.

La ingerencia de drogas como el éxtasis, la cocaína, el crack, los hongos alucinógenos, y las anfetaminas pueden fácilmente producir insomnio. El periódico consumo de café, la nicotina, los refrescos con alto contenido de ácido carbónico y el exceso de alcohol también pueden provocar insomnio. Algunos medicamentos contra el cáncer, medicinas para la tiroides y los diuréticos producen insomnio como reacción secundaria.

Para que el insomnio crónico pueda ser tratado con eficacia, primero debe ser diagnosticada la causa física, emocional o externa que lo produce. Será necesario que el paciente realice un cambio significativo en su estilo de vida, hábitos alimenticios, actividades diarias  y en el caso que consuma drogas, tendrá que ser sometido a una desintoxicación. A menudo, la intervención de un psicólogo y un consejero sirve de apoyo cuando la etapa de curación comienza. En algunos casos será necesario ingerir temporalmente algún tipo de medicamento.

Los expertos recomiendan realizar actividades benignas para el cuerpo, la mente y el espíritu para combatir y prevenir el insomnio, por ejemplo,  hacer ejercicio, salir a caminar, bailar, practicar algún deporte, nadar, hacer oración diariamente, visitar bosques, ríos, lagos, playas, exponerse al sol de la mañana y realizar obras de caridad. En algunos países se ha tratado el insomnio con la marihuana, parece ser que a algunas personas les ha dado resultado. La sugerencia general es visitar a un médico y evitar auto medicarse. El insomnio se puede curar.

Categories
FeaturedVibras

RELATED BY

  • Poderes curativos de las hierbas

    Mario Jiménez Castillo El Observador Hoy en día y conforme va avanzando la medicina tradicional, se siguen descubriendo muchas propiedades medicinales en una gran cuantía de hierbas, las que...
  • The Road from Mexico to the Magic Kingdom

    We Get to Learn from a Guest Experience Manager at the Magic Kingdom What It’s like to Share the Magic Arturo Hilario El Observador Nathaniel Palma has been a...
  • La proposición 3: Un voto para el agua

    Jerry Meral, California Water Program Director Natural Heritage Institute Las familias en California deben votar por la Proposición 3, el bono de agua de California. Beneficiará a nuestras comunidades urbanas y rurales; crear un suministro...
  • 
Sopa De Lentejas y Nopales

    Canolainfo.org Esta sopa nutritiva ofrece proteína vegetal y fibra junto con un delicioso sabor. El chile guajillo se sofríe a la perfección en aceite de canola realzando el sabor...