Conviértase en una persona feng shui

Vibras
Photo Credit: Pixabay
Photo Credit: Pixabay

Mario Jiménez Castillo

El Observador

Feng shui significa <<viento y agua>> y se puede definir como una filosofía milenaria que profesa el arte de vivir en armonía con la naturaleza y el universo. Se ha practicado durante siglos en el lejano oriente. Actualmente ha sido recibido en todo el mundo como un aporte mágico de la antigua filosofía china para la humanidad.

El Feng shui y sus técnicas conforman una valiosa opción para atraer abundancia, prosperidad financiera, alegría, buena salud, paz en el hogar y bienestar a su usuario.

La persona feng shui es un ser optimista,  cargado de deseos de superación, entusiasmo, ideas positivas, buena voluntad y motivación. Una persona a quien la suerte le sonríe porque es amigable, respetuosa, jovial, no le teme a las situaciones novedosas ni a los nuevos contactos, tampoco se deja vencer por condiciones adversas. No se debe tener temor al cambio, cuando las situaciones varían hay que variar también, ajustarse a las circunstancias y seguir adelante en busca de nuevas y mejores oportunidades. No debemos lamentarnos por lo que ya pasó, por lo que hicimos mal o por lo que dejamos de hacer, mucho menos perder energía en la tristeza o en la temida depresión.

Al incluir el feng shui en nuestra personalidad  es indispensable dejar a un lado la inseguridad, la angustia, la timidez y el qué dirán. Una persona progresista siempre está dispuesta y lista para asimilar nuevas experiencias, aprende de todo, trabaja con entusiasmo, lee libros, se supera, se informa, trata de estar al tanto de todo lo que sucede a su alrededor y saca provecho de los acontecimientos que le rodean. Y como tiene una conversación agradable e interesante, no le faltan amigos, conocidos y personas que deseen conocerle.

Esencialmente la persona que disfruta del feng shui, se aleja de la apatía, evita el mal carácter, huye de la rutina y se aparta de la inconstancia. Mantiene la mente cargada de buenos propósitos, le dedica unos minutos diarios a la oración, decreta paz, abundancia, buena salud e inventa nuevos senderos para salir adelante y ser feliz. Y cuando ha de tomar una decisión importante, la toma sin vacilaciones.

La familia, los amigos y los conocidos, representan una fuente de energía en el feng shui, energía que se nutre cada vez que somos generosos. La generosidad representa el máximo caudal de buena suerte que se cultiva en la mente y el corazón de los demás.

Un aspecto muy importante y verdaderamente prioritario consiste en cuidar la apariencia personal. Una persona feng shui, es alguien que luce bien y que presta atención al buen mantenimiento de su salud y a su presentación, se ejercita constantemente, come sanamente, evita los vicios, toma tiempo al mantenimiento y cuidado de su piel, dentadura, cabello, uñas, etc. y con ello crea a su alrededor una aura positiva que le conduce por un sendero de fortuna y éxito.

Categories
FeaturedVibras

RELATED BY