La Astrología y su historia

Vibras
Photo Credit: Pixabay
Photo Credit: Pixabay

Mario Jiménez Castillo

El Observador

La Astrología se fundamenta principalmente en el estudio de las constelaciones de nuestra galaxia, los astros y planetas del sistema solar, y cómo los movimientos e interacción de estos cuerpos celestes afectan e influyen en nuestras vidas y en la energía de nuestro planeta.

La astrología como ciencia es una de las más antiguas. Sus tempranos orígenes se pueden trazar en cuatro regiones principales: Egipto, El Valle del Indo, China y América central. Los Sumerios, alrededor del año 3000 A. de C.  fueron los más grandes observadores de los cielos y a cada una de las estrellas y planetas los consideraban como sus dioses. La astrología actual está cimentada principalmente en los estudios que desarrollaron los babilonios y la prueba más tangible fue descubierta entre las pertenencias históricas del rey Asirio Asurbanipal (siglo VII A. de C.)

Creado hace cuatro mil años el “ Enuma Anu Enlil “ es un tratado de las divinidades celestes, escrito en tablas de arcilla y en el alfabeto cuneiforme. Los pioneros de la astrología descubrieron que ciertas estrellas que brillaban en el firmamento se movían. Eran sin duda alguna los planetas. El término planeta significa literalmente” estrella errante. “

A los caldeos se les debe en gran medida el desarrollo de la astrología antigua. Ellos descubrieron que los planetas se movían en sitios estratégicos y en órbitas definidas, asimismo plantearon que las constelaciones se movían 30 grados cada dos horas. Estos argumentos son la base principal del horóscopo actual. Conforme fueron sucediendo en el poder las grandes potencias antiguas: Egipto, Asiría, Babilonia y Medo Persia, finalmente la astrología llegó a Grecia. Sus moradores la acogieron y la enriquecieron con su patrimonio mitológico. El matemático griego Ptolomeo, plasmó muchos de sus conocimientos astrológicos en un tratado llamado Tetrabiblón. Después que Grecia fuera conquistada por Roma, la astrología fue inmediatamente adaptada a sus costumbres y creencias. La utilizaron para planear bodas, negocios y establecer la época de la siembra. Posteriormente el Imperio Bizantino aportó mayor profundidad a la astrología con los cálculos matemáticos cuando introdujeron el cero y los decimales. Por tal razón la astrología consiste en una mezcla de cálculos matemáticos e historias mitológicas.

En la edad media, la astrología comenzó a enseñarse en las más prestigiosas universidades como la Universidad de Bolonia, cuna de los talentos más brillantes de aquel entonces, entre ellos Dante Alighieri. Más adelante en Alemania, Kepler, apoyó los estudios astrológicos y en Inglaterra, Isaac Newton, la reconoció como ciencia; y años más tarde nacería en Francia el más popular y reconocido astrólogo del mundo, Nostradamus. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, el uso de la astrología tuvo que mantenerse oculto debido a los dictámenes y la terrible persecución que conllevó la Inquisición. Ya en el siglo XIX comenzó la astrología a resurgir nuevamente y en las primeras décadas del siglo XX el psiquiatra suizo Carl Gustav Jung la añadió a sus obras de tópicos psicológicos y oníricos. Hoy en día la astrología se ha vuelto cada vez más popular, periódicos, revistas, publicaciones y sitios de internet, siempre cuentan con una sección de consejos astrológicos y horóscopos. Además existen escuelas e instituciones que dan cátedras y enseñanza de astrología como ciencia práctica en diversos países. Por fin la astrología está al alcance de todo el mundo. El 20 de marzo se celebra internacionalmente como el día de la Astrología.

Categories
FeaturedVibras

RELATED BY