¿De dónde proviene el tablero ouija o witchboard?

Vibras
Photo Courtesy: Flickr.com/Indi Samarajiva
Photo Courtesy: Flickr.com/Indi Samarajiva

Mario Jiménez Castillo

El Observador

La Ouija o güija como comúnmente se le conoce en español es considerado un juego de mesa, el cuál consta de un tablero en el que están inscritas todas las letras del alfabeto, los números del 0 al 9; a un lado las palabras sí y no, en la parte superior la palabra hola y en la parte inferior la palabra adiós. Cuenta con un puntero de plástico o madera, el cuál movilizan los jugadores con sus dedos para crear palabras y dar respuestas.

Este juego de mesa según la creencia popular se creó con la motivación de establecer contacto con los espíritus de los difuntos, guías espirituales, almas en pena y extraterrestres. Existen diversas versiones acerca de la procedencia del tablero Ouija, se cree que fue inventado en la antigua Roma, otras versiones remontan su procedencia a los tiempos de la gran Babilonia. Otros creen que su verdadero origen se puede trazar a finales del siglo XIX, durante el florecimiento de la cultura espiritista. Se cree que Alan Kardec(1804-1869), místico francés, fue considerado como precursor moderno de la cultura espiritista y quizá el precursor de la Ouija.

El tablero de Ouija que ahora conocemos fue creado en el año 1891 y patentado en 1890 por el estadounidense  Elijah Jefferson Bond. Con respecto al vocablo Ouija, se creía que significaba mala suerte, sin embargo; William Fuld quién adquirió la patente a mediados del siglo pasado afirmó que Ouija  es una mezcla de los vocablos “Oui y Ja”, que significan sí en francés y en alemán respectivamente.

En el idioma inglés al tablero Ouija se le conoce como Witchboard. Este juego de mesa debe ser maniobrado con mucha cautela, aunque se encuentra en el mercado como un juego para infantes, es aconsejable que sean personas mayores de edad quiénes lo maniobren ya que existen todo tipo de aventuras extrañas, posesiones espirituales y eventos sobre naturales asociados al juego Ouija.

En una sesión para jugar a la Ouija, generalmente se precisa de cuatro personas, cada una de ellas representará uno de los cuatro elementos primarios(tierra, aire, fuego y agua) se encienden alrededor del tablero cuatro velas blancas simbolizando los cuatro puntos cardinales  y se coloca como ofrenda a los espíritus, una copa con agua cerca del tablero. Al iniciar la sesión se debe rezar una oración e invocar la presencia de espíritus de luz y ángeles, si esto no se hace, se puede dar espacio para que sean espíritus malignos los que asistan a la sesión. Posteriormente se hacen preguntas las que irán siendo contestadas una a una mientras el puntero se mueve letra por letra hasta formar una palabra coherente.

El puntero es movilizado por los dedos del consultante el cuál es dirigido por el ente espiritual que se hace presente durante la sesión. Se comprueba que una sesión está siendo asistida por uno o más espíritus si en la misma se siente una brisa fresca y una disminución de la temperatura ambiental, ruidos y destellos de luz también pueden ser advertidos. Se tiene la creencia que las mejores ocasiones para maniobrar el tablero Ouija, se realizan durante los festivales sabats de la religión wicca ( 2 de febrero, 21 de marzo, 30 de abril, 21 de junio, 1 de agosto, 21 de septiembre, 31 de octubre y 21 de diciembre) también las noches de luna llena y durante los días de eclipses. Al finalizar la sesión se debe bendecir a los espíritus y se finaliza rezando una oración.

Las iglesias católicas, cristianas y musulmanas están en total desacuerdo con que se practique el juego de Ouija, ya que lo consideran como una puerta de entrada a entes malignos y fuerzas diabólicas. La Ouija debe ser tratada con seriedad para algunos es un pasatiempo inofensivo, para otros un culto a la hechicería.

Categories
FeaturedVibras

RELATED BY